viernes, 27 de diciembre de 2013

Cerrando el año

Nuestras amigas africanas, la anax ephippiger, se han adelantado este año a lo observado con anterioridad. La borrasca que pasó por el archipiélago durante las primeras semanas de Diciembre trajo consigo además de lluvia y viento a un buen número de estas migradoras libélulas.  Mi amigo Pablo las vio primeramente en Lanzarote y Fuerteventura y pocos días después en Gran Canaria. La siguiente foto fue realizada el 15 de Diciembre en Gran Canaria y muestra juntas dos hembras de esta especie.


Otras dos imágenes de hembras de esta especie.



En los machos destaca ese primer segmento coloreado en azul por la parte superior del abdomen y que contrasta con los tonos marrones y amarillos del resto del abdomen.



Una más de otro macho en pleno vuelo.


Con esta especie cerramos el año 2013, tal vez con ella empecemos también el 2014.


miércoles, 14 de agosto de 2013

En las sombras

      En la entrada al blog de fecha 19 de febrero de este año comentaba con algún detalle sobre la sympetrum nigrifemur, especie endémica de las islas Canarias y Madeira. Hablaba sobre que normalmente es una especie que suelo ver a partir de los primeros meses del año, enero a abril y que después "desaparece" hasta el año que viene. Sabía que se la puede ver mucho antes, junio o julio, que es posiblemente cuando emergen manteniéndose estos ejemplares jóvenes en zonas altas de la isla.


Llevaba tiempo queriendo fotografiarlas en estos primeros momentos de su emergencia por la bonita coloración que presentan estos ejemplares jóvenes. En la imagen superior se puede ver a una hembra, el abdomen entre amarillo y anaranjado no ha alcanzado aún los tonos rojizo anaranjados de ejemplares más maduros, los ojos tienen un color verde oliva claro por la parte inferior muy característicos de los individuos inmaduros de esta especie.


Algo más maduro el macho de la imagen superior en un paso intermedio en su maduración.


Todas las fotos de esta entrada están realizadas en la última semana de Julio, a unos 1000 metros de altitud y en zonas cercanas a pinares. La anterior imagen muestra a otra hembra de sympetrum nigrifemur. Pude observar, en un principio, algunos ejemplares con coloración muy amarillenta que indicaban que eran muy jóvenes, con tal vez muy pocos días desde su emergencia. En los siguientes días los ejemplares observados mostraban ya mayor cantidad de tonos anaranjados intercalándose con zonas amarillentas, sobre todo en el abdomen, lo cual indicaba una mayor maduración de los mismos. Posteriormente, al final de Julio principios de Agosto volví a notar la presencia nuevamente de ejemplares muy jóvenes, lo cual indica que la especie seguía emergiendo en los siguientes días.



En la imagen superior otro macho de esta especie. A principios de agosto pude observar mayor número de ejemplares que en los días anteriores. Aunque encontré ejemplares muy jóvenes en zonas bien iluminadas y dedicados a la captura de sus presas, la mayor parte de los ejemplares los encontré en las zonas en sombra, siempre posados sobre el extremo de pequeños tallos secos o en los bordes de ramas de pequeños arbustos, permanecían allí casi inmóviles a no ser por sus de vez en cuando giros en sus ojos. Al estar en estas zonas en sombras dificultaba mucho verlos, había que fijarse muy bien, pararse y mirar con detenimiento para encontrar algún ejemplar, ello les daba cierto aire de misterio, eran como pequeños "fantasmas" que de pronto aparecían ante tu mirada.

martes, 21 de mayo de 2013

Las puestas

Después del acoplamiento las libélulas se acercan a los estanques o zonas con agua para hacer su puesta de huevos, según la especie es diferente su manera de hacerlo, aunque en muchas de ellas su comportamiento es muy similar.

En nuestro único (a falta de confirmar la presencia de ischnura senegalensis) representante dentro de los zigópteros, el ischnura sahariensis, no sabemos mucho sobre la forma en que las hembras de esta especie hacen la puesta, aún no hemos visto de forma clara este acto y mucho menos tenemos registrada imagen alguna sobre ello, aunque pensamos por nuestras observaciones y por otras fuentes de información que las hembras de ischnura sahariensis  van en solitario a hacer su puesta agarrándose a alguna planta e introduciendo su abdomen en el agua para poner sus huevos.

En cuanto a los anisópteros, tenemos a la crocothemis erythraea, que después de un corto acoplamiento las hembras se dirigen inmediatamente al agua para depositar sus huevos, lo hacen en pleno vuelo acercándose a la superficie del agua y golpeando ésta con el extremo de su abdomen, momento en que proceden a soltar sus huevos. En la siguiente imagen pueden ver claramente la forma que tienen de hacerlo.


Los machos de esta especie permanecen volando cerca de ellas mientras se ocupan de su tarea, intentando mantener alejados de ella a otros machos que intenten acoplarse.

Otra especie que actúa de un modo similar a las crocothemis, son la orthetrum chrysostigma, la hembra hace la puesta en solitario, del mismo modo hace la puesta en vuelo golpeando con su abdomen en la superficie del agua.


En la imagen superior se puede observar a esta hembra de orthetrum chrysostigma poniendo sus huevos en un pequeño charco de agua. En este caso los machos vuelan mucho más cerca de las hembras, casi siempre sobre ellas, controlando de una manera más activa y próxima la puesta.

Otra de las especies que hacen su puesta en solitario son la trithemis arteriosa, tampoco tenemos registrado el acto de la puesta por parte de la hembra, son bastante esquivas y suelen ocultarse en zonas sombrías entre las plantas para hacer su puesta, aunque las hemos observado en varias ocasiones. Lo hacen de la misma manera, en pleno vuelo y con golpes de su abdomen.


También resulta muy difícil ver los acoplamientos de esta especie, son muy rápidos y suelen hacerlo en pleno vuelo, como se observa en la imagen superior.

Diferente resulta el modo en que lo hacen las dos especies que vamos a ver a continuación. Por un lado la sympetrum fonscolombii, después de su acoplamiento los machos sujetan a la hembra por la parte posterior de la cabeza (pronoto) y la llevan en pleno vuelo formando lo que se conoce como "tandem", de esta manera y sin soltar a la hembra los machos la acercan hasta las zonas de agua donde sincronizan sus movimientos para que la hembra lleve el extremo de su abdomen hasta la superficie del agua golpeando ésta y poniendo sus huevos, toda una maniobra digna de verse.


Los huevos no sólo los ponen directamente sobre el agua sin más, también lo pueden hacer sobre objetos que floten o sobresalgan del agua como en la foto anterior.

De igual manera lo hacen la sympetrum nigrifemur, macho y hembra conjuntamente en tandem se acercan al agua para que la hembra deposite sus huevos.


Aunque hemos observado la puesta de una de nuestras más bellas libélulas, la zygonyx torridus, aún no hemos conseguido registrar su imagen, al menos de una manera digna de mostrarla. Macho y hembra juntos en tandem se acercan al agua de un modo similar a las sympetrum y en pleno vuelo depositan sus huevos en zonas cercanas a la orilla, aunque también parece que las hembras en solitario pueden hacer la puesta.

Otra especie de la que también carecemos de imágenes aunque si hemos visto alguna puesta muy lejana son la anax ephippiger, también el macho lleva a la hembra sujeta por la cabeza formando el tandem y acercándola al agua, pero en este caso la puesta no se realiza en pleno vuelo, macho y hembra se posan conjuntamente y sin separarse se sujetan a alguna planta de modo que la hembra lleve el extremo de su abdomen hasta el agua y ponga sus huevos en ella fijándolos a la vegetación.

* 30-12-2014 Hemos conseguido imágenes de la puesta de anax ephippiger y aquí les muestro algunas, también una de la pareja volando en tandem hasta encontrar un lugar adecuado para hacer la puesta.




La anax parthenope lo hace del mismo modo que la ephippiger, macho y hembra conjuntamente se posan en la vegetación o sobre algún objeto que flote sobre el agua, como cañas o ramas caidos.


También las hembras de esta especie pueden hacer la puesta de manera individual como se puede apreciar en la siguiente imagen.


Por último nos queda la anax imperator, la hembra hace la puesta totalmente en solitario, se sujeta a la vegetación o sobre algún elemento que flote sobre el agua, también puede acercarse hasta alguna roca de la orilla o que sobresalga de la superficie, introduce el extremo de su abdomen en el agua y deposita sus huevos fijándolos a cualquier superficie bajo ella.








  

jueves, 28 de marzo de 2013

Los ojos de las libélulas


Uno de los aspectos externos que nos llaman más la atención de las libélulas es sin lugar a dudas sus espectaculares ojos, en esta entrada voy a hablarles un poquito de ellos.

Sus ojos no sólo son llamativos por sus atractivos colores sino también por su tamaño, en los anisópteros ocupan la mayor parte de la cabeza y en muchas especies se juntan por la parte superior. Tienen dos ojos compuestos de miles de pequeñas unidades exagonales llamadas cada una de ellas "facetas".


Gracias a ellos las libélulas gozan de una vista extraordinaria, con un ángulo de visión de casi 360º, 
























Además de estos ojos compuestos, en la parte frontal presentan tres órganos visuales más, los ocelos, con los cuales captan luz aunque no la imagen de los objetos.
























Las imágenes que han servido de base para esta entrada corresponden la de los ojos marrones a la sympetrum nigrifemur y los azules a una orthetrum chrysostigma.





martes, 19 de febrero de 2013

Sympetrum nigrifemur


La sympetrum nigrifemur es una especie endémica de Canarias y Madeira, encontrándose en las islas de GranCanaria, Tenerife, la Gomera y Madeira. Algunos autores la consideran una subespecie de la sympetrum striolatum y en su aspecto externo no se encuentra diferencias aparentes con esta última especie, la cual tiene una mayor y más amplia distribución mundial. Las diferencias entre ambas especies parecen encontrarse, según documentos y estudios realizados por expertos, en sus genitalias, y en un estudio más profundo, en su ADN.



Es una especie que se la puede ver por la isla según lugares y épocas del año. Este año he visto fotos de una joven hembra en el mes de junio en la zona sur de la isla, en el norte sin embargo y en lugares próximos a la costa no se la ve hasta principios de año, enero o febrero, concretamente este año la he empezado a ver en febrero, pasado un tiempo no se la volverá a ver hasta el año que viene. No obstante, me consta que se la puede ver en zonas de mayor altitud de la isla en meses de septiembre a diciembre.
























En definitiva, una especie que podremos ver dependiendo de la época del año y el lugar de la isla en la que la busquemos. Aunque no es muy llamativa en colores, sus ojos marrones únicos entre las especies de las islas y sus dos características bandas amarillas cruzando su tórax junto a su particularidad como especie la dotan de un interés muy a tener en cuenta.












lunes, 28 de enero de 2013

Pantala flavescens en Gran Canaria

Pantala flavescens es una de las libélulas de más amplia distribución mundial, abarca gran parte de Ámerica del Norte, casi toda Ámerica del Sur, África, India, China, Japón, Australia, habita en todos los continentes salvo Europa, es considerada una de las libélulas más extendidas del planeta. Los nombres ingleses comunes "Errante Glider" y "Skimmer Globe" se refieren a su comportamiento migratorio. Relativamente pequeña, de unos 4,5 cm, pero de gran despliegue alar, con una envergadura de hasta 8 cm en las alas delanteras.

Dada la proximidad del continente africano a Canarias era probable de que esta especie pudiese emigrar ocasionalmente hasta las islas y tal vez incluso asentarse en ellas, hay citas anteriores a posibles avistamientos de esta especie, aunque ninguna confirmada hasta ahora. El pasado 20 de enero de 2013, en una de nuestras excursiones fotográficas por la isla de Gran Canaria, mi amigo Pablo Martínez-Darve vió un ejemplar sobrevolando una presa y desde un primer instante lo identificó como pantala flavescens aunque sin una seguridad plena. 

Fue imposible aquel día hacerle una foto con la que corroborar la identificación hecha desde el primer momento por Pablo. Yo conseguí una toma muy lejana y a contraluz de aquel ejemplar. La imagen recortada y ampliada no servía en absoluto para determinar la especie, lo único que se podía determinar es que no parecía corresponderse con otra de las especies conocidas en la isla. Aquí pueden ver la imagen en cuestión. 

La robustez del tórax, los cortos pterogtismas que más que verse parecen adivinarse y ese oscuro extremo final del abdomen, parecían dar ligeras pistas sobre la especie.

El 26 de enero de 2013 regresamos al lugar, una vez más vemos al ejemplar, tal vez solitario aunque en una ocasión pareció verse otro. Una foto de Pablo también lejana, pero con la suficiente claridad como para identificarse la especie sin lugar a dudas, aclaraba definitivamente y confirmaba la presencia de la especie en Gran Canaria. 

Aquí pueden ver la foto de Pablo.

















Casualmente, en días posteriores, encontré otra foto de esta especie realizada en Gran Canaria, una foto mucho más nítida y con gran detalle de un ejemplar posado, se plantea la duda de la posibilidad de que se tratase del mismo ejemplar o de otro fotografiado en otro lugar de la isla. Mi agradecimiento a José Luis Lozano Navarro por permitirme usar su foto para este artículo de mi blog.  





































Aquí les dejo una foto más de ésta preciosa libélula. Se corresponde con el mismo ejemplar fotografiado por José Luis Lozano, en el mismo lugar y posadero, pero en este caso su autor es Juan González, gran amigo mio y que ese día acompañaba a José Luis. Fantástica imagen de Juan, con ese punto de vista en la que se observan detalles del bonito tórax del animal.

Mi más sincero agradecimiento también para Juan por permitirme mostrar su bella fotografía.






































No creemos que dicha especie habite de forma permanente en la isla, pensamos que pudo emigrar desde África junto con las recientemente llegadas anax ephippiger.

martes, 22 de enero de 2013

Crocothemis erythraea, el y ella. Diferencias entre ambos sexos.

Para el poco conocedor de las libélulas es muy normal, sobre todo en un inicio, tener dificultades para identificar a tal o cual especies de un ejemplar determinado que observemos, ese siempre fue el motivo principal por el que inicié este blog y espero que a lo largo de las diferentes entradas que he realizado haber facilitado esa tarea al que esté interesado en hacerlo.

En esta entrada voy un poco más allá del conocimiento de la identificación de la especie, centrándome en una en concreto, la crocothemis erythraea, intentaré de una manera clara y sencilla ayudar en la identificación del sexo de esta especie, en una palabra, si el ejemplar que observamos se trata de don o doña crocothemis erythraea.

Sin duda la primera característica identificativa es el color, los machos con su inconfundible rojo escarlata, tan vivaz y llamativo, y las hembras con sus tonos dorados y amarillentos mucho más discretos.





Esto en un principio puede parecer muy sencillo, pero no lo es tanto. Los primeros días después de la emergencia de la exuvia, tanto machos como hembras presentan una coloración muy similar resultando muy fácil confundirlos. Las hembras sufren pocos cambios a lo largo de su vida, sufriendo en todo caso un oscurecimiento de sus colores. En los machos en cambio es mucho más complejo, pasan por lo que se conoce como proceso de maduración, su coloración va cambiando progresivamente hasta su definitivo color rojo. Es en estos momentos iniciales de su vida cuando resulta más fácil confundir machos de hembras.

Aquí les voy a mostrar una serie de fotos donde pueden ver diferentes características externas de ambos sexos que nos van a ayudar a identificar sin género de duda entre él y ella. He usado fotos de machos jóvenes, cuyos colores, como se puede apreciar son muy similares a las hembras tal y como ya he comentado, pues son éstos los individuos que más duda nos van a presentar para su identificación.

Como característica general para muchas especies, los machos presentan un abultamiento o genitalia en la parte inferior del abdomen, casi al principio del mismo, a veces resulta complicado verlo por la posición de las alas de la libélula que dificulta su clara observación; las hembras carecen de esa genitalia, por lo que es la primera característica distintiva en la que podemos fijarnos.















Esta especie en concreto, presenta otra característica tal vez más fácil de observar, que nos llevará a identificar de manera inequívoca si es una hembra o no, se trata de una prominente espina vulvar. La espina vulvar se puede observar en la parte inferior del abdomen de las hembras próxima al extremo del mismo y en la crocothemis erythraea es especialmente grande y visible.







Como características adicionales, menos llamativas eso sí, tenemos que los machos presentan un abdomen mas aplanado por los laterales y más delgado, mientras que las hembras su abdomen es más redondeado y grueso.

lunes, 7 de enero de 2013

Vagrant emperor, la emigrante africana


Nada más empezar este 2013 nos ha traído la alegría de ver a la esperada emigrante africana, la anax ephippiger, que aprovecha los vientos del sureste para atravesar el Atlántico desde las costas africanas hasta nuestras islas.

Tanto en la anterior imagen como en ésta, un macho de anax ephippiger en vuelo.



Estos vientos que suelen presentarse en las islas en diferentes ocasiones durante el año, son siempre frecuentes en los primeros días del año trayendo la molesta calima, polvo en suspensión, tan poco favorecedor para el paisaje y para la salud de muchas personas, con esa tierra que quita el azul del cielo y lo sustituye por cielos blanquecinos o marrones y que cuando llega con gran intensidad produce una gran disminución de la visión similar a la de la niebla. En la siguiente imagen se puede observar la intensa calima que llegó a las islas el 8 de Marzo del 2012.






A tan molesta visita podemos encontrar un punto positivo en la llegada de éstas bonitas libélulas. Ya el año pasado nos visitaron y en una entrada anterior ya hablé sobre esta especie. Aunque llegan a la isla machos y hembras no parecen prosperar y afincarse aquí.

En la siguiente imagen se puede ver a una hembra.





Difícil verlas posarse, tuve mucha suerte con la imagen anterior, siempre en vuelo parecen incansables. En los próximos días, si persisten los vientos, puede que lleguen más ejemplares a Gran Canaria, podremos disfrutar de ellas durante unas semanas.

 Los machos de esta especie presentan ese primer segmento de su abdomen coloreado en azul por su parte superior como se puede apreciar en estas imágenes.

En la siguiente imagen, obra de mi buen amigo Pablo Martínez-Darve, podemos ver un precioso macho de anax ephippiger, impresiona ese contraste entre los tonos amarillentos y ese primer segmento coloreado de azul, que en este caso Pablo observó como se extiende un poco hacia el segundo segmento.